Volver

19
 Dic
 2016

Descubre todos los beneficios de los productos ultracongelados

Una de las técnicas más utilizadas y más eficaces para la conservación es la congelación. Al igual que la ultracongelación, utilizada en la industria, supone un método de preservación que garantiza la inocuidad de los alimentos, así como el mantenimiento

Descubre todos los beneficios de los productos ultracongelados

Cabe señalar que el control del proceso de ultracongelación resulta vital para garantizar la posterior conservación y seguridad de los productos.

 

¿Cuáles son las diferencias entre el congelado y el proceso de ultracongelado en los productos para restauración?

 

Tanto la congelación como la ultracongelación consiste en someter al alimento a temperaturas muy bajas (-20ºC). La mayor diferencia la encontramos es que en la congelación el proceso es más lento y progresivo que en el ultracongelado.

 

La ultracongelación de alimentos es un proceso de descenso muy rápido de temperatura por debajo de la temperatura de congelación, hasta una temperatura entorno a los -40ºC. Posteriormente se almacenan los alimentos a una temperatura superior ya estabilizada siendo las más habituales entre -18ºC y los -22ºC, en función del alimento puede llegar hasta por debajo de los -24ºC, este proceso se realiza en cuestión de minutos así se mantienen las propiedades físicas, texturas olores y bioquímicas (nutrientes vitaminas de los alimentos).

 

Una vez ultracongelado el producto se mantiene a una temperatura controlada durante su fase de envasado, almacenamiento y distribución desde los distribuidores o mayoristas de congelados, hasta las tiendas de congelados o puntos de consumo, consiguiendo así garantizar la calidad del producto.

 

La congelación lenta suele provocar la aparición de cristales de hielo que afecta al alimento. Por su parte, la ultracongelación es mucho más rápida, no produce cristales de hielo y mantiene el valor nutricional del alimento. Por ello, podemos decir que el ultracongelado es un proceso rápido que mantiene intactos los nutrientes, textura y humedad de los alimentos. En restauración son un aliado en la cocina creativa, que permite realizar sabrosas recetas, controlando las cantidades y el coste por porción.

 

El mercado de los congelados es imparable y se convierte en uno de los más dinámicos dentro del conjunto de productos alimentarios. Su estudio, control y potencial hacen de esta técnica una de las más importantes en lo que a seguridad y calidad alimentaria se refiere.

 

En ambos casos es tremendamente importante mantener la cadena de frío hasta su descongelación. Es conveniente descongelar lentamente, preferiblemente en la nevera y con un día de antelación, de esta manera se mantienen intactas las cualidades organolépticas de los alimentos.

 

Beneficios de los productos ultracongelados:

 

  • Seguridad e higiene. La degradación de los alimentos congelados es más lenta y se mantiene a salvo de numerosos microorganismos y bacterias.
  • Frescura. Respetando la cadena de frío, estos productos mantienen al descongelarlos todas sus cualidades en cuanto a color, sabor, apariencia, textura, etc.
     
  • Valor nutritivo. Casi todos los nutrientes de los alimentos congelados se mantienen sin pérdida alguna.
     
  • Universalidad. La mayoría de los alimentos -crudos o ya cocinados- se puede congelar.
     
  • Economía. De los productos ultracongelados se aprovecha todo; y eso supone a veces una ventaja. Estos platos te ayudan a conseguir un máximo control de tu coste porción. Algunas recetas contienen trozos de carne de entre 20 y 30 gr, de manera que se pueden distribuir de la manera que mejor convenga.
     
  • Todo el año. Como los productos se conservan perfectamente en el congelador podemos disponer de ellos en cualquier momento, aunque no sean de temporada.
     
  • Comodidad. Los alimentos ultracongelados son fáciles de almacenar y vienen preparados para ser cocinados o calentados directamente sin que se tengan que lavar o limpiar.

 

Proveedores de productos ultracongelados para hostelería

 

Los proveedores de productos para hostelería te ofrecen productos ultracongelados que presentas ventajas para tu negocio. La innovación es una constante, pudiendo ofrecer a tus comensales una cocina creativa en donde las recetas van aumentando paulatinamente gracias a las últimas creaciones realizadas por un equipo de chef profesionales.

 

El servicio y la calidad, es otro de los factores que aportan los productos ultracongelados. Los productos ultracongelados son prácticos y eficientes. Otra de los beneficios que tienen es que son muy rentables. Tu proveedor de productos de hostelería te puede ofrecer asesoramiento comercial y culinario personalizado adaptado a tu negocio. Consigues un alto rendimiento con productos sin mermas, ahorro de tiempo, así como gestión y control de costes.

 

La enorme demanda de platos que aporten soluciones a los grandes establecimientos de hostelería, o bien la homogeneidad que se requiere en los menús y elaborados de las cadenas, franquicias y demás establecimientos que presenten una oferta global de platos, ha hecho que el sector avance en esta línea.

De hecho, los productos ultracongelados son una de las pruebas de que combinando gastronomía y tecnología se pueden conseguir auténticas maravillas que hagan tu vida más fácil a nivel personal y, por supuesto, para los profesionales de la hostelería como los proveedores de restaurantes.

 

Desde hace décadas hemos visto en todos los centros de abastecimiento una gran oferta de productos que con la denominación común de precocinados nos adentraban en un mundo nuevo de elaboración, regeneración y en todos los casos, terminación.

 

En conclusión, el éxito de los productos ultracongelados, como los de V gama, se encuentra en su proceso de elaboración, con novedosas mejoras tecnológicas y una  preparación muy casera. Se utilizan materias primas de primera calidad, una buena receta, ya sea tradicional o moderna, y una realización en la que no se encuentra ningún tipo de conservantes u otro tipo de aditivos. Su proceso de higienización se basa en la utilización del calor y la pasteurización lo más suave posible. En muchos platos ésta se asegura en el mismo proceso de cocinado mientras que en otros se someten a pasteurización en horno. Este tratamiento térmico, suave pero eficaz, garantiza la eliminación de los posibles microorganismos patógenos a la vez que respeta las características originales del plato tanto nutricionales como sensoriales (textura, sabor, olor) haciendo muy difícil distinguirlo del “recién hecho”. A continuación, el plato se envasa por raciones individuales, bien al vacío o en atmósfera modificada que lo conservará en óptimas condiciones hasta su consumo.

 

Por último, se etiqueta con toda la información necesaria y unas sencillas instrucciones de uso (no se precisa ni equipos ni formación especiales) y se refrigera para su comercialización, manteniendo en todo momento la cadena de frío.

Artículos Relacionados:

- Como optimizar recuersos en un hotel

- Todo lo que te ahorras al tener un proveedor de comida

 

¿Te ha gustado este artículo? ¡COMPÁRTELO!